Empezaron a besarse y la pasión les corría por las venas, deseaban tocarse mutuamente y sentir todo ese calor que les hacia desprender del calentón que llevaban encima. Ella se atrevió a ser la primera, empezó a tocarle el duro pene a su chico por fuera de los pantalones. Se le va de las manos y se pone tan cachonda al tocarlo que le saca la polla y empieza a comerla como si no hubiera un mañana. Tremenda mamada le hace, lo deja tan duro que quiere metérsela hasta el fondo de su coñito húmedo.

  • Compartir
  • twitter
  • facebook

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?