Él la esperaba en casa como cada día, estaba enamorado de su sobrina. Ella de su tío también, ambos sabían que aquello era incesto, pero no podían evitar sentirse atraídos el uno por el otro. Cuando ella llegaba a casa de su tío, se empezaba a quitar la ropa muy lentamente mientras él la observaba de lejos, tumbado en la cama. Cuando estaba completamente desnuda se acercaba a él a hacerle una húmeda mamada que dejaba lista esa polla para poder cabalgar sobre de ella.

  • Compartir
  • twitter
  • facebook

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios
  • Lina gonzalez 10 meses ago

    Maximo que delicia

    • Anónimo 8 meses ago

      Chupame la concha vida