Erase una vez, una excitante jovencita que se llamaba Caperucita. Una mañana fue al bosque y se encontró con un lobo con el pene más grande que jamás había visto. Entonces, no pudo evitar agacharse y meterse todo ese pollón en la boca. Luego, el lobo empezó a tener hambre y devoró todo el chochito de la putita Caperucita. ¿Quieres saber cómo acaba el cuento?

PATROCINADOR
FAKings

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?